12/12/09

LO DIJE YO PRIMERO

Había una famosa bolsa blanca, que creo ya he mencionado en este blog, que contenía juguetes por demás queribles y que sigo buscando afanosamente. Uno de esos juguetes era un Topito de plástico, con la remerita pintada de azul con rayitas rosadas. Yo tendría cuatro años aproximadamente y no podía dejar de morderle las orejitas. Fantaseaba con que estaban hechas de "ravioles" (¿?) y siempre le hincaba el diente al querido Topo Gigio.





Perlita 1: La intro del programa de El Topo con su pegadiza canción de apertura

Algunos dicen que los muñecos tienen vida, que llevan un ser dentro suyo que siente, vibra y acompaña cada emoción que nos rodea habitualmente. Tanto en televisión como en teatro, hemos visto muchos muñecos animados, sea mediante hilos o en muchos casos, con personas dentro de disfraces. Pero debo decir que jamás he visto uno que pareciera tener vida propia, como el Topo Gigio.
Este querible personaje fue creado por la titiritera italiana Maria Perego, en 1958.

Perlita 2: es difícil hallar fotos de María Perego en la web, señoras y señores, aquí vemos a la creadora del Topo Gigio (foto: gentileza: www.comicvine.com)

Su primera aparición televisiva fue en 1959 en el programa italiano Canzonissima. Su característica voz es de Peppino Marzullo. El querido Topo es en realidad un ratoncito italiano, que se disfrazaba con diferentes atuendos dependiendo del episodio; entre éstos: doctor, chino, oficinista, etc.

Perlita 3: Otra "figurita difícil" en cuanto a imagen. La genial voz del Topo en la garganta de Peppino Marzullo. Encima, Gigio es devoto de San Peppino... (foto: gentileza Todo retro.com)

A nivel internacional debutó en Estados Unidos en 1963 en el programa de Ed Sullivan y luego llegó en 1968 a Argentina, México y Perú.
El Topo siempre interactuaba con alguna figura humana, por lo general, masculina. En México fue famosa la dupla que hizo junto al actor argentino Raúl Astor. En Perú lo hacía con el actor de Puerto Rico, Braulio Castillo y cuando el ciclo dejó de emitirse, se vivió un real clima de congoja nacional por la ausencia del hermoso topito que daba "el besito de las buenas noches" (una de sus frases clásicas).

Gigio con el actor argentino Raúl Astor,su partenaire más popular en el mundo
(gentileza: www.video tiscali.it)


Lo que siempre me impresionó del Topo, fue su "caída de ojos", cuando algo le daba vergüenza. Pocas veces se ha visto una caída de ojos como la del Topo en la tele. El trabajo además, recreaba la técnica y la magia del teatro negro. Con los años han variado las escenografías. En los últimos tiempos de sus presentaciones de Argentina, surgía varias veces de una biblioteca.
Si bien ha sido furor como el caso de Perú, y ni qué hablar de México, Argentina era uno de los países predilectos de María Perego. Ella lo trajo a Teleonce (hoy Telefé), dentro de un segmento del programa “La Galera” dirigido por David Stivel.
En esos tiempos, era novedosa la técnica de animación y cada vez que a la italiana le preguntaban por la misma, ella respondía “a Gigio se lo maneja con el corazón”.
Y en nuestro país, Julio Korn adquirió los derechos y fabricó muñecos que han sido récord de ventas. El éxito fue tal que Teleonce autorizó dos discos a Polydor, simples y Lp´s.
Pero ocurrió algo: el italiano que le ponía la voz al Topo no pudo aguantar la humedad porteña y comenzaron a agudizarse sus ataques de asma. Debido a eso, se hizo cargo de la voz el actor, animador y comediante Juan Carlos Mareco, fallecido el 8 de octubre de 2009. Mareco había sido partenaire del Topo y en una ocasión reveló que "Lo manejaban cuatro personas entre los que estaban, por supuesto, María, su creadora. Uno manejaba los brazitos, otro las orejitas, otro las patitas de atrás. Toda la luz era para él y para mí, los demás estaban vestidos de negro".

Juan Carlos Mareco y su ternura y habilidad tanto como actor, partenaire y comediante. Junto a Gigio construyó una dupla por demás querible
(Foto: gentileza "El libro de Oro de nuestra televisión", material propio)


Luego de un parate, regresaría a Argentina en la primera temporada de "Mónica Presenta", conducida por Mónica Mihanovich, en tapes grabados en México.

Según la ocasión usaba distintos atuendos.

En 1986 vuelve para el programa "Hiperhumor", en Canal 9, interactuando con Berugo Carámbula en algunos segmentos. Existió un programa de televisión en donde Gigio estuvo con Las Primas, llamado "Las Primas del Topo Gigio", realizado en Canal 11. También las mismas Primas hicieron la temporada de vacaciones de invierno junto al Topo en el Teatro Tabarís. Y hubo un especial con Susana Giménez pero en la memoria de muchos, quedó la impronta de Mareco, nadie tuvo la calidez de él (en los últimos tiempos cada vez que le hacían un reportaje, Mareco hablaba en varios instantes como el Topo).

En sus apariciones por la pantalla, Topo Gigio conversaba con los televidentes, contaba innumerables historias y cantaba canciones tales como "A la camita", "Quiero ser como mi papá", "Tengo una vaca lechera" "Cielito Lindo", "Esa es mi mamita linda", "Hasta mañana" y "En un bosque de la China". Esta última, precisamente, es una de mis favoritas:


Me mata este tema, uno de los mejores, fíjense los detalles de la escenografía

El ratoncito era pacífico y oraba constantemente a "San Peppino"; estaba embrujado con Brigitte Bardot a quien admiraba profundamente, lo que compartía con su contraparte humana que dialogaba con él en los programas y que cambió constantemente. Muchos famosos internacionales fueron invitados de Gigio, entre ellos Rafaella Carrá, pero a veces Gigio "visitaba" a otras celebridades. Resulta que un día el querido Topo estaba enfermito, y... ¿saben ustedes a qué doctor acudió?. Los dejo con la perlita 4:



Perlita 4: El Topo con un doctor "muy especial". Dos potencias se saludan, Gigio y Roberto Gómez Bolaños en la piel de El Doctor Chapatín (material propio)

El merchandising que circuló sobre el Topo Gigio ha sido enorme, entre tantas cosas que aún hoy en día se ven en las ferias, puedo mostrar, como perlita propia, el sobre y las "fichus" de Gigio, además de mi propio Topo, rebautizado por mí como "Topi". Topi me lo regaló este año la persona a quien va dedicado este post, y de algún modo, mientras sigo buscando esa famosa bolsita blanca, puedo decir que vuelvo a tener un Topo Gigio propio...

Perlita 5: Las figus de El Topo Gigio. Un álbum entero hoy en día se cotiza fortunas. Debajo, "Topi".

Para finalizar, considero que sería más que justo que El Topo volviera a la tele. Si no es posible de la mano de María Perego (según se supo, vendió los derechos a sus familiares), al menos que algún canal retro pueda volver a emitir aquellos queribles programas. Parece inconcebible que no esté disponible ni siquiera el material de los años '80 junto a Berugo, o aquel especial con Susana Giménez entrada la década del cero. Por esa razón, hay un blog en donde se recolectan pedidos de los usuarios para que el querido Topo Gigio vuelva a la tele.
La dirección es ésta: http://eltopogigioalatele.blogspot.com/ y también existe un grupo en yahoo, y aquí va la dire http://ar.groups.yahoo.com/group/topogigioalatele/
Pero no todo está perdido. Gracias a mi amigo Héctor, que me consiguió un material que pertenece al programa Rec, podemos apreciar a El Topo Gigio en Argentina. Soy de los que creen que el material retro es de todos, y me parece piola compartir y no encanutar estos tesoros que a más de uno, en estas épocas difíciles, le hacen muy bien pues reencontrarse con el niño que uno lleva dentro a veces es más beneficioso de lo que se cree.
Por eso, comparto con ustedes la perlita 6, Gigio en Argentina:



Perlita 6: El Topo en Argentina. Escuchar la canción de introducción a este vídeo ("Cuando salgo del colegio veo la tele", me transporta a una época hermosa de ilusiones
(gentileza: Héctor, grabado del programa "Rec")


Eso sí, debemos señalar que la Editorial Garra Media Corpo ha sacado a la venta dos packs del Topo Gigio bien completos, son 10 dvd's que también se venden sueltos. Este post va dedicado para una gran fan del Topo como lo es Marisa Catania, con una perlita extra para su cumpleaños: un vídeo muy especial, del año 1965 (tal vez la mayor perlita del año) en donde TODA la familia "Gigia" está presente...



Perlita 7: Creo, decididamente, que es la gran perlita del año. Este vídeo es de 1965, de El show de Ed Sullivan. Observen cuando le toca el turno al bebé. Pocas veces se ha visto algo tan tierno.

Y ahora, los dejo, HASTA MAÑANA, que quiero irme ya A LA CAMITA ,porque mañana saborearé un especial TREN DE CHOCOLATE, al fin y al cabo, QUIERO SER COMO MI PAPÁ...
Y sí, LO DIJE YO PRIMEROOOOO

Gus

Publi Retro: "Revista Anteojito" (1984)

17/11/09

EL SEÑOR TELENOVELA


En cierta ocasión, alguien le preguntó a Felipe Alberto Milletari, cuáles eran las máximas a la hora de escribir un teleteatro. Milletari respondió así:

1. Contar historias que rescaten nuestra cultura y nuestra identidad.
2. Dar realismo y velocidad a las escenas con el empleo de la cámara al hombro.
3. Manejar bien la relación autor-actor.
4. Permitirles a los personajes que sueñen.
5. Elegir buenos actores.
6. Crear acertadas combinaciones entre personajes.
7. Tener buena relacion entre el productor y su equipo.
8. No copiar telenovelas de afuera.
9. Saber que un libro de televisión es una pequeña pieza literaria.
10. Elegir bien los títulos. No excluir a los hombres.

Pero un día,
Felipe Alberto Milletari salió de su casa y recibió un baldazo de agua por parte de una vecina, quien le gritó “asesino”. Un ciudadano común y corriente, hubiera sido detenido, al menos, por ser sospechoso de un crimen. Sin embargo, no era un ciudadano común. Felipe Alberto era Alberto y Milletari, Migré. Esa situación se había vivido luego que el día anterior, muchísimas personas vieron sorprendidas, cómo morían Clara y Juan Manuel, los protagonistas de “Piel Naranja”.
Y hablando de esta novela, es que arrancamos el homenaje a Don Alberto Migré. Su trayectoria es muy vasta y se puede hallar en la web. La intención de este post es rescatar algunas historias que han impactado mucho en las décadas del '80 y '90, con la excepción de dos que son de los años '70 pero que han sido arrolladoras e inolvidables.

Piel Naranja (1975)

Canal 13. Un marido impotente, luego de un accidente, Joaquín Salazbau (Raúl Rossi). Su segunda mujer, mucho más joven que él, Clara Romero (Marilina Ross), no es feliz, se desempeña como una oscura cajera en la tienda de ropa de su marido, pero un día conoce al almacenero Juan Manuel Alinari (Arnaldo André) quien primero tiene un fugaz romance con Marilí Salazbau (María del Carmen Valenzuela). El otro hijo de Joaquín es Quelo (Raúl Taibo). Con Clarita, por lo ya expuesto, no han tenido hijos. La irrupción de Alinari en la vida de Clara le mueve el piso y el corazón. Luego de muchas idas y vueltas, Joaquín descubre la relación y comienza una persecución que provoca un ráting altísimo en la telenovela. Los últimos episodios contenían una adrenalina poco vista en las tiras de la época. Todo el mundo quería que Clara y Juan Manuel fuesen felices. Pero no pudo ser.
Joaquín los encuentra y los mata a balazos, para instantes después, fallecer él de un ataque al corazón.
La gente no estaba acostumbrada a este tipo de finales y muchos se sintieron desilusionados con este final, que para mí, es uno de los mejores de las telenovelas argentinas. Clara y Juan Manuel terminan en el suelo, agonizando, tomados de la mano, él aún diciéndole "señora Clarita", se aprietan bien fuerte los puños y fallecen, ante la mirada incrédula de Joaquín, quien antes de morir seguramente presiente que ni la muerte podrá separar esas dos medias medallas.
Hay actuaciones para el aplauso en esta novela, como la de China Zorrilla, como la madre de Clara, metida, chanta y graciosa, puso de moda una frase; "Mamita sabe"; Antuco Telesca, como el sereno de la tienda; Raúl Taibo, como el hijo que intenta poner freno a las actitudes déspotas del padre pero que no puede poner freno a su inestable vida; María Valenzuela, la adolescente rebelde y caprichosa; José María Langlais, el médico de la familia, enamorado de Clara; Pablo Codevilla, el inseparable ladero de Juan Manuel; Marta Albertini, haciendo sus primeras incursiones de "malvada"; Haydee Padilla, una de las vendedoras de la tienda dándole gracia a las escenas, y muchos actores más de primer nivel.
Como detalle, podemos observar este vídeo en donde Juan Manuel, como novio de la hija de Joaquín, asiste a una reunión familiar. Escuchen cómo Migré marca los pensamientos de cada uno de los asistentes. Juan Manuel no puede evitar quedarse encandilado ante la esencia de Clara, sufre porque ella está con otro, pero la siente suya:



Como una manera de compensar a su público, Don Alberto realizó en 2004 la segunda parte, también por Canal 13, Piel Naranja, años después, en donde vemos que Alinari sobrevivió a las balas pero que no deja de recordar mediante alucinaciones, a Clara quien sí ha muerto.
La secuela no funcionó, se generó una controversia entre Migré y la productora Cuatro Cabezas, los tiempos habían cambiado y la productora, según contaba el propio Alberto, tomaba decisiones en las que él no estaba de acuerdo. A partir de allí, Migré sintió que su alma estaba siendo "maltratada" y falleció con la tristeza y añoranza de viejos tiempos y el desencanto de los nuevos. Acompañaron en este secuela a Arnaldo, China Zorrilla, Pablo Codevila, Leonor Benedetto, Diego Olivera y Carla Pandolfi, la ganadora del reality Show en donde Migré era jurado y buscaban a una actriz para dicha novela.
¿Por qué decimos que Don Alberto buscó compensar a su público?. Porque en el final, Alinari, quien a esta altura es dueño de un vivero en Escobar, conoce a una clienta y queda cautivado por su belleza y le hace recordar a Clara. Esa clienta no es otra que Marilina Ross, en la piel de otro personaje, pero en la piel naranja de Juan Manuel...

Rolando Rivas, Taxista (1972-1973)

Canal 13. Don Alberto Migré le ofreció esta historia al Zar, Alejandro Romay, pero éste la descartó y no confió en que un actor de reparto como C. García Satur pudiese ser protagonista. Migré tomó sus cosas y se mudó a Canal 13.
Hasta el día de hoy Romay debe lamentarse de lo que se perdió, pues el éxito fue descomunal.
Rolando Rivas, taxista, contaba la historia de un taxista
(García Satur) que se enamora de una chiquilina millonaria y caprichosa, Mónica Helguera Paz (Soledad Silveyra), pero la historia abarcó muchas cosas más, como bien señalaba Don Alberto:"Era una historia de la calle, con los problemas de la gente que sale de la clase alta para pasar a la clase media y media baja, en cuanto a territorio y sensibilidad, donde en vez de mostrar Avenida del Libertador, que es muy linda, mostrábamos el Pasaje San Ignacio, que que también es muy bonito, pero queda en Boedo".Y así era, en Rolando Rivas... se respiraba aire de Buenos Aires. Habían pasado varias novelas en donde se hacía referencia a París o a lugares un tanto alejados. El gran mérito de Migré fue no sólo hacer sentir como bien propia a una novela en cuanto a su idiosincracia, sino que captó al público masculino, uniendo así a toda la familia frente al televisor en pos de una historia romántica.
Luego de varias desavenencias, Rolando logra casarse con Mónica, pero cuando se planeaba una segunda temporada, Silveyra no acepta continuar y pasa a protagonizar Pobre Diabla, otra historia de Migré. Es así que de todas maneras se continúa con la novela y se convoca a Nora Cárpena, quien se mete en la piel de Natalia Riglos Arana, quien, con su hijo Quique (Marcelo Marcote) harán que Rolando olvide, al menos por un tiempo, a Mónica.
Actuaciones para el aplauso: Muchísimas. Nos quedaremos cortos, pero debemos destacar a Guillermo Rico, María Elena Sagrera, Víctor Hugo Vieyra, Mabel Landó, Antuco Telesca, Pablo Codevila, Leonor Benedetto, Miriam Antelo, Beba Bidart, Carlos Artigas (Cortito), Ovidio Fuentes, Eva Dongé, Santiago Gómez Cou y un joven Arnaldo André.
Hubo una remake en 1988 con Gustavo Garzón, Carolina Papaleo y Liliana Weimer, en Canal 9 (la revancha de Romay), de nombre "Ella contra mí", y una brasilera llamada Antônio Alves, taxista, en 1996.
Durante la primer repetición de la telenovela, se censuró la parte en donde el hermano de Rolando muere asesinado por ser guerrillero. Es que dicha repetición, en 1979, abarcaba un gobierno militar que comenzaba a meter tijeras de censura.
Pero mucha gente se había quedado desencantada con que Rolando no fuera feliz junto a Mónica. Cabe la pregunta: ¿Nuevamente Don Alberto habrá querido compensar a su público?. Porque en 1974 se realiza la película de Rolando Rivas, taxista, y en la historia, Rolando quedó viudo de Natalia, quien murió en un accidente de autos, y en una incursión a Ezeiza junto al hijo de ésta, Quique, se reencuentra con Mónica, quien ahora es azafata tras haber quedado en la ruina.
La película es MUY BUENA, mantiene el ritmo de una novela de Migré pero muy condensada, no deja lugar al respiro y otorga mucho suspenso.
Una nueva revancha para un final amargo, ahora sí, Rolando y Mónica, comieron perdices...
Como perlita, el tema de la novela, "Taxi Mío", interpretado por Carlos Paiva, uno de los mejores tangos que se han escuchado, en donde se muestra el sentir de un Buenos Aires que se ha ido perdiendo.



La Cuñada (1987)

Canal 9. Un exitazo. María del Carmen Valenzuela, con cierto aire a Rolando Rivas, se pone en la piel de una conductora de taxis, en una empresa de radio taxis, y dos hombres pelearán por ella, los personajes interpretados por Gustavo Garzón y Daniel Fanego. Ganará Fanego, pero años después, Gustavo se tomará revancha en "Chiquilina Mía", obteniendo el corazón de Chiqui (Margarita Ross).
La Cuñada contó con las excelentes actuaciones de Ana Maria Campoy, Esther Goris, Carlos Mena, Fernando Lúpiz, Eleonora Wexler, y Patricia Palmer.

Sin Marido (1988)

Canal 9. Una historia muy bien escrita. Una mujer, Julia, (Patricia Palmer, quien se había destacado en La Cuñada y en Libertad Condicionada), gracias a la poca capacidad de brindarle amor por parte de su marido (Carlos Mena), creía ser frígida. Su hijo (Gabriel González Abad, el "Canuto" de "Señorita Maestra" es inválido y ella recurre a un fisioterapeuta Bruno Baldi (Gustavo Garzón) del cual, además de enamorarse, descubrirá que no es frígida. Pero además de esto, también encontrará que su marido millonario mantenía una relación homosexual con otra persona.
Esta es otra telenovela que no tiene un final feliz, ya que finalmente Julia y Bruno se unen y viven juntos, pero a ella le detectan un cáncer terminal provocado por una terrible violación que le infringió su marido en un arrebato de violencia, y muere. Antes de fallecer, dejó una fundación que manejará Bruno junto a su hijo. Este tipo de historias mostraban a un Alberto Migré sin tapujos ni reparos para tratar temas de índole sexual comunes pero tapados muchas veces por historias pacatas. Hay otra novela de Migré con final infeliz, llamada "Sola", protagonizada por Zulma Faiad y el cantante de tangos Francisco Llanos. En el último episodio Llanos muere en un accidente de aviación. Fue muy destacada la actuación del tanguero en esta tira.

En realidad, un post no alcanza para hablar de Don Alberto Migré. Hay muchas novelas más, como Dos a quererse, Altanera Evangelina Garret, Adorable Profesor Aldao, Inconquistable Viviana Hortiguera, Pobre Diabla (con Arnaldo André y Soledad Silveyra y dos versiones más, una de ellas con Osvaldo Laport y Jeannette Rodríguez que juntó a las dos protagonistas de Amándote, la otra es Carolina López que estaba en el elenco), Pablo en nuestra piel (Valenzuela - Puig), Un Hombre como vos (García Satur), Amor Prohibido (Verónica Castro), El Hombre que amo (Germán Krauss - Silvia Kutica), Fiesta y Bronca de ser joven (Laura Novoa), Inconquistable Corazón (Pablo Rago - Paola Krum), Leandro Leiva, un soñador (Miguel Angel Sola), y varias más.

Pero hubo una que marcó la década del noventa. A veces tiene más éxito una canción que la historia y viceversa. En este caso, tanto la canción de la telenovela como la historia fueron un exitazo, y al recordar ese tema interpretado por el Paz Martínez, nos transportamos a un mundo donde Carolina Papaleo y Raúl Taibo comienzan a amarse en:

Una Voz en el Teléfono (1991)

Canal 9.
Lautaro (Raúl Taibo) es un compositor prestigioso que pierde en un accidente a su mujer. Desesperado y abatido, se entrega a la bebida y deja de lado a su pequeña hija. Su padre lo interna en un centro de rehabilitación para alcohólicos. Ana (Carolina Papaleo), es una chica que tuvo una infancia horrible, llena de maltratos y pobreza. Una dama caritativa la interna en una institución que la reencauzará. El Centro de alcohólicos y la institución están enfrente uno del otro, pero ni Lautaro ni Ana se conocen físicamente, sólo lo hacen por el mágico teléfono.

Según decía Don Alberto Migré, el teléfono "salvaba más de un decorado", por eso la predilección de este autor por el salvador aparatito. Esta novela fue la remake de otra llamada 0597 da ocupado, de 1963.

Para finalizar, la recordada canción de la novela:



Algunas declaraciones de Migré sobre Alejandro Romay: "Yo me reconcilié con él cuando, durante la ultima entrega de los premios Martín Fierro, admitió no haber escrito nunca ni una sola línea en su vida. Pero igual, cómo jodió durante quince años con el cartelito: "Idea A.R."... "
Lo que siempre me llamó la atención de Don Alberto Migré,fue la recurrencia en algunos nombres y apellidos que comenzaban con la misma letra: Rolando Rivas, Andrés Acuña, Nestor Najera... Un estilo muy propio...
El 10 de marzo de 2006 falleció durmiendo. Según dicen, es la "muerte de los justos". Horas antes, hacía su gran pasión, los radioteleteatros. Desde aquí, una propuesta para que vuelvan tanto esos radioteleteatros tan queridos, como también que algún Canal lo tenga en su grilla con un homenaje permanente, emitiendo esas historias cada vez más lejanas, pero cercanas al sentir de hombres y mujeres...

Gus
Imágenes: "El Libro de Oro de nuestra televisión", sitios web de Marilina Ross y Patricia Palmer, Revista Tv Guía aniversario.




Publi retro: La llama que llama (1998)

8/10/09

EL ETERNO ADOLESCENTE (LAZOS FAMILIARES)


1987. Canal 9. ¿Cuál es el colmo, en los años '80, para una pareja de padres que han sido hippies?. Respuesta: tener un hijo yuppie. Sin embargo, esta premisa no había sido pensada como motor de la serie, ya que la misma se centraría en la adaptación de esos padres hippies en una década nueva y vigorosa como la del '80. Pero como ocurre muchas veces, lo impensado se transforma en fenómeno, y así, en la piel de Alex Keaton, Michael J. Fox se transformó en la estrella de Lazos Familiares (Family Ties). El personaje estaba pensado para Matthew Broderick. El productor de la serie, Gary Goldberg, estaba fascinado con él y no veía a otro encarnando a Alex. Michael dio la prueba y Gary le agradeció haberse presentado pero no le dio el papel. A raíz de la insistencia de una productora, Goldberg le brindó otra oportunidad y allí sí, quedó convencido que Alex Keaton ya tenía dueño. Pero surgió un problema, Michael había vendido parte del mobiliario de su casa para subsistir, no tenía dinero ni teléfono. Los productores tuvieron que improvisar una oficina para ubicarlo y contactarse con él para que firme su contrato.

Michael Fox al iniciar la serie. Empezó bien de abajo.

El elenco lo integraban Meredith Baxter (Elise) y Michael Gross (Steve) como los papás; Justine Bateman (Mallory) y Jennifer (Tina Yothers). Más adelante se agregaría el bebé Andrew.




La cortina intro de la serie.

Lazos Familiares
no anduvo bien en su primer año. En Estados Unidos se emitió en 1982, cinco años antes que en Argentina. El programa se grababa con público en vivo, y los productores advirtieron que cada vez que ingresaba Michael, la gente se inclinaba hacia adelante para "ver mejor". Fue así que a partir del segundo año, decidieron darle más protagonismo a Alex Keaton, quien se transformó en el nuevo eje de la serie.


Elise y Steve, (Meredith Baxter y Michael Gross). En un principio, la historia giraba sobre ellos. Luego, Alex Keaton se mereció el protagónico.

Los padres, quienes fueron activistas en los años '60, no podían creer que justo a ellos les tocasen hijos tan poco comprometidos con la realidad. Alex, absolutamente convencido que el dinero es el eje del mundo, y con la idea de principios de los años '80 enlazada con el slogan "sólo hazlo". Alex es un símbolo del positivismo consumista norteamericano de esos años, pero a la vez, una marcada crítica satirizada. Por otro lado, Mallory (Bateman) es una hermana cabeza fresca. Si Alex es un estudiante brillante, Mallory es su contrafigura. Su inocencia y despistes la convierten en blanco fácil de las bromas de sus hermanos. Por último, Jennifer, es la más pequeña pero la encargada de rematar la mayoría de los chistes cuando la familia se reúne. Tiene actitudes de macho que constituyen el contraste que el faltaba a esta familia tan especial. El bebé Andrew llega en los últimos tramos de la serie y de golpe lo vemos bastante crecido.


Arriba: Mallory (Justine Bateman), la hermana despistada e inocente. Rasgos similares se verían luego en "Casados con Hijos" en el personaje de Kelly Bundy interpretado por Cristina Applegate. Debajo: una promoción de la serie, y una fotografía perfecta del personaje de Alex.

La serie terminó siendo un éxito absoluto, derrotando a División Miami y teniendo rátings comparables a Dinastía o Dallas. En Argentina lamentablente se llegó a ver cinco años después de su lanzamiento en Estados Unidos, por el Canal 9 de Alejandro Romay. El Zar la había comprado pero había otros sucesos en pantalla que no podían dejar de emitirse como Brigada “A”, Blanco y Negro, y Súper Agente ´86.


Arriba: Alex y Steve. Debajo, la familia en uno de los últimos tramos de la serie, con el bebé Andrew.

Lo que tenía de extraño era que el personaje de Alex podría haber llegado a ser odiado por la gente, debido a sus características, pero él le dio un toque de humanidad que uno podía ver que detrás de esa sátira, había un ser humano con las mismas fragilidades que cualquiera. Esto muestra, además, que el televidente no se identifica sólamente con el típico “héroe” o “muchachito”. Debemos decir que la serie era muy, pero muy graciosa. Hace poco, en Argentina la emitían por Sony. Luego del éxito, Michael Fox fue convocado para ser el Marty Mc Fly de la inolvidable Volver al Futuro. El resultado fue excelente y las tres partes que componían la saga terminaron de definir a Michael como una gran estrella de Hollywood.

Michael en el personaje de Marty Mc Fly, el que le dió más trascendencia y lo consagraría en Volver Al Futuro

Atrás quedaron los malos tiempos, ya que desde allí comenzó a filmar una gran cantidad de películas, varias de ellas en ton ode comedia, su gran especialidad. En 1991 le descubren el mal de Parkinson y él lo hace público en una entrevista en 1998. Volvió a la televisión en la comedia Spin City pero tuvo que abandonarla debido a su enfermedad. Michael la sigue remando. El hombre con eterna cara de adolescente, tiene una fundación abierta a todo tipo de ayuda ( http://www.michaeljfox.org/ ).
Es uno de mis actores favoritos, me aterra la idea que su vida termine mal. Ojalá, tanto por él y por todos los que padecen esa horrible enfermedad, haya una cura. Es increíble que finalizando la década del cero, algunos males sigan azotándonos.
Larga vida a Alex Keaton, larga vida a Marty Mc Fly... ... Larga vida al querido y genial, Michael J. Fox.

Gus
Imagenes: Taringa




Publi Retro: Alberto Olmedo y Juan Carlos Altavista para Cigarrillos "Colorado" (1968)

24/9/09

¡INTRÍNGULIS CHÍNGULIS!


1983. Canal 9. Diez años de edad. Mi gran obsesión era ganar un concurso de algo. No importa lo que fuera. Quería ganarme algo. Mi fe en los concursos y en los desafíos bravos era enorme. Llevaba el orgullo de haber ganado una pelota en una kermesse y unas empanadas en un sorteo para la cooperadora escolar. Y de pronto, surgía la tentación de vencer a una máquina - computadora... Y la chance me la daba aquel programa de televisión que alegraba mis cafés con leche de 1983. Es que por la tele daban El Club de Anteojito y Antifaz...


Gachi y "Beru" (así le le decían) saliendo de los Anteojos gigantes. Debajo, el apoyo de la revista al programa de Canal 9

Los conductores eran Gachi Ferrari y Berugo Carámbula. El programa era similar al Club de Anteojito y Antifaz de finales de los años sesenta, que se había emitido con mucho éxito. Como en aquel ciclo, los payasos no podían estar ausente, y Cañito y Firulete hacían lo suyo con un oficio que hoy en día se extraña.

Los queridos Cañito y Firulete, "Rositaaaa poné los raviolesssss"...

Berugo Carámbula mostraba un feeling muy especial con los chicos, era como una especie de “tío o primo canchero” que hablaba en su mismo idioma. Otra faceta más para destacar del que luego fuera un excelente animador de programas de la década del ochenta. Por otro lado, Gachi venía de un conflicto con Fernando Bravo en el ciclo “A todo color”, y de comenzar la primera etapa de “Telejuegos” (luego continuaría Cecil Charré), ambos ciclos en ATC. Gachi era una cara muy habitual tanto en revistas como en la tele, había sido partenaire de Petete y participado de otros programas infantiles (el recordado Supershow Infantil, de 1979, junto al propio Berugo, Alberto Muney y Mónica Jouvet) y en El Club de Anteojito... se la veía como pez en el agua.

Gachi y Berugo en plena conducción. Una de las secciones era la de la elección de la Reina de la Primavera (segunda foto)

Pero, tal vez la sección más recordada, era la de La Maquinola. La Maquinola era un máquina computarizada que presentaba complejos engranajes y supuestamente una memoria con una capacidad de almacenamiento de datos que la convertía en un desafío para cualquier mortal. Luego de unos minutos, la Maquinola extraía una tarjeta con una pregunta complicadísima. La revista Anteojito lanzó un concurso para los que no nos presentábamos en el programa. Había que responder determinada cantidad de preguntas y sorteaban 120 premios!. Todos queríamos ganar. A tal fin, decidimos llevar las revistas al grado. Y Beatriz, la seño de Quinto, nos dió “una manito” para responder y enviar. Ninguno de nosotros obtuvo premios. Pero la ilusión compartida, y el hecho de destinar unos minutos de clase para un objetivo colectivo, es algo que no olvidaré.
No era fácil vencer a La Maquinola. Todo el material fotográfico de este ciclo se lo debo a Omar Acosta, uno de los fanas más importantes de la obra de Don Manuel García Ferré que rescató desde sus Anteojitos verdaderas perlitas, como las siguientes fotos de la época de La Maquinola:


Qué ganas de vencer a la Maquinola que uno tenía!. En las primeras dos fotos, un niño respondiendo y ganando, (casi un héroe, no era fácil vencerla) Debajo, la canción de la Maquinola, y luego una de las tapas de Anteojito anunciando el concurso y el álbum de figus de El Club. Para terminar la página del concurso con el cupón que muchos queríamos responder bien (click para agrandar). (Gentileza de las fotos: Omar Acosta)

Este programa, como habíamos comentado más arriba, había sido un éxito hacia finales de los años sesenta, con varios conductores, entre ellos Juan Carlos Altavista (click aquí) y en ese 1983 heredaba el despliegue de aquella época conteniendo muchísimas secciones, por ejemplo, Los cuentos de Larguirucho, el Cartero Josecito que traía siempre una buena nueva, los micros de Fu - Fi (antes Chipi, hubo que cambiarle el nombre debido a un juicio que alguien de apellido Chipi le hizo a la Productora), los consejos de El Patriarca de los Pájaros, y por supuesto, se han llegado a ver tanto cortos de Hijitus como segmentos de la película Mil Intentos y un Invento, que tiene como personajes principales a Anteojito y Antifaz y que por estos días se está vendiendo en DVD. Uno podía escribir y la producción mandaba el Diploma de El Club a domicilio. Vagamente me viene a la memoria el estribillo del tema del ciclo, (“...En el Club de Anteojito y Anrifaz, te divertirás/ juegos y sueños, en el Club de Anteojito y Antifaz muy feliz serás...” )


El cartero Josecito, Fu-Fi (antes Chipi), la sabiduría de El Patriarca de los Pájaros, y el diploma que el programa enviaba a casa de quienes escribían y se asociaban.
El ciclo duró solamente un año. El Club de Anteojito y Antifaz, que había transitado con éxito en “El Nuevo Nueve”, no continuó en el Canal 9 Libertad que Alejandro Romay adquiriría unos meses después. La transición de un gobierno militar a uno democrático dejó tanto a algunos programas como a varios artistas desdibujados en el tiempo. No la volvimos a ver a Gachi Ferrari. Similar suerte corrieron Pipo Pescador, el Pato Carret, Carozo y Narizota y al Maestro Carlitos Balá le ha costado conseguir empleo. Además, luego, algunos programas infantiles prefirieron pasar dibujitos enlatados y ofrecer muy poco contenido.
Se extrañan esos programas, pero sobre todo, este ciclo tenía una magia especial, la del universo de Don Manuel García Ferré. Desde el blog hermano de Tele Retro, El Show de la Vida, se ha lanzado una propuesta para que Don Manuel tenga una calle, una plaza o un Monumento( click aquí). Los homenajes deben hacerse en vida, y una persona que ofreció, mediante sus productos tanta ternura y calidez, siempre recogió gratos recuerdos y agradecimientos. El 22 de septiembre será proclamado Ciudadano Ilustre. Pero resta, como se dice, "el bronce", la perpetuidad. Qué mejor que una calle o plaza para ello. En este post de hoy, todas las imágenes, cedidas por Omar, fueron perlitas, porque es muy difícil hallar fotos de este programa. Pero resta una perla más: ¿les gustaría ver a la Maquinola hoy en día?. Hace un tiempo mi amigo Carlitos Carella, se dio el gustazo de conocerla. Su cara de felicidad refleja todo. Ésta es la última perlita de hoy, la querida Maquinola hace un año atrás:
La Maquinola hace un año atrás. Junto a ella Carlos Carella. ¿Habrá enviado el cupón?

No salí sorteado para vencer a la Maquinola. Pero no me importó. En la impronta del recuerdo, quedarán aquellas tardes de café con leche, matizadas con concursos e ilusiones, con Maquinolas, con Firuletes y Cañitos, con Gachis y Berugos, y, sobre todo, con el mágico y fabuloso mundo creado por Don Manuel García Ferré, un ser humano... con un corazón ilustre...
Entrá aquí y encontrá la nota que le realizamos junto a Marisa Catania, a Don Manuel García Ferré

Gus




Publi Retro: Chocolates Águila

28/8/09

ERAN MÁS DE TRES...


Siendo niño, tenía la costumbre de guardar mi puño dentro de la manga
de esas camperitas de gimnasia azules con rayas blancas que debíamos usar para Educación Física y que yo utilizaba en cualquier lugar, menos en Educación Física.
Una vez, acompañaba a mi vieja no recuerdo dónde, con las manos dentro de las mangas. Una señora se detuvo, sorprendida y asustada: "Ayyyy... pobrecito, tan chiquito... (mirando a mi vieja) señora... ¿hace mucho que ocurrió?.... ¿y no se puede hacer nada?..." -gritó.
Mayúsculo fue su susto cuando saqué mis manos de la campera. Mi vieja me indicaba desesperadamente con gestos que no me riera, pero era difícil, ella también estaba tentada.
Recuerdo que ella dijo "una escena digna de los Tres Chiflados".
Y la referencia era más que válida. En el comedor del colegio, Canal 13 era una cita obligada. Algunos años pasaban Viendo a Biondi y otros, a Los Tres Chiflados.
Se creaba un clima de suspenso cuando llegaba el mediodía y las maestras sintonizaban el televisor. Al aparecer la clásica cortina de Columbia (como yo era corto de vista, bah, no quería usar anteojos, creí que la cara de la estatua era de Larry), todos esperábamos que dieran un capítulo en que estuviese Curly. Vamos a compartir la primera perlita de este post, la intro de un episodio más algunos segundos más... pero en color:




Perlita 1: Los Tres Chiflados en color y la clásica introducción

Como ya se señaló en otro post, la Asociación Cooperadora se habia jugado y a principios de los años ochenta compraron un televisor en colores. Como dijimos, el suspenso estaba establecido porque todos queríamos que estuviera Curly. Si no estaba ese pelado genial y gracioso, no era lo mismo.
De grande también me divertí con Shemp pero en esos años, Curly nos encendía y cada vez que aparecía en los capítulos, se establecía un silencio sepulcral, ordenado por las maestras (sospecho que a ellas les pasaría lo mismo). No pasaba lo mismo cuando nos enterábamos que participaba Shemp o Joe.
Los Tres Chiflados surgen de manera "oficial" en 1934 pero anteriormente el origen fue el de un dúo que conformaban Moe y Shemp. Ambos trabajaban para Ted Healy, un señor con el que tuvieron más de un problema. Shemp tomó otros caminos y ya con Larry a bordo, Moe convoca a su otro hermano Jerry, más conocido como el querido Curly. Y decimos que surgen de manera "oficial" en el '34 ya que es en ese año cuando firman contrato con la empresa Columbia (antes estaban en la MGM) y en la primera película "Woman Haters" figuran como "Howard, Fine and Howard" pero ya en la segunda "Punch Drunks", aparecen como "The Three Stooges", para nosotros, Los Tres Chiflados.

Perlita 2: de la colección "Chapa y cartón", los dibujos realizados por Jorge de Los Ríos, en este caso de Moe, Curly y Larry (1981, material propio)

Las películas eran un éxito descomunal, la impronta de Curly era para el aplauso. Como nuestro Alberto Olmedo, Curly no recordaba ni una sola de sus líneas, entonces improvisaba, revoleaba los ojos y se tiraba al piso. Según cuentan, los golpes no estaban en los guiones, se improvisaban y así más de una vez han terminado en el hospital. La muletilla más recordad de Curly era su clásico "ubububububububu", con esa voz aguda e increíble. Pero lamentablemente, con el tiempo, Curly incurrió en problemas con la bebida y trasnochaba demasiado. Todo eso fue minando su salud, le fue quitando coordinación. Los últimos capítulos que grabó se hacían con mucho esfuerzo. Ataques al corazón lo llevaron al reposo obligado. Su reemplazante fue Shemp Howard, hermano de Curly y de Moe, pero se estableció como un reemplazo temporal, ya que muchos confiaban en que el pelado volvería.
Curly cayó en una depresión brutal y sus hermanos, para levantarle el ánimo, lo invitaron a hacer un cameo, una aparición especial en un capítulo.
Ese episodio es de 1947, "Hold That Lion", es el capítulo que uno siempre quiere volver a ver ya que es el único en donde aparecen los tres hermanos Howard.

Perlita 3: la foto más buscada, el momento que reúne a Larry, Moe y Shemp con Curly
(imagen: revista Plan Tv)

En los malos momentos surgen las perlas. Cuando Shemp se agregó al elenco, Larry propuso que cada uno separara de su sueldo cincuenta dólares para ayudar a Curly. Moe se conmovió con la actitud de Larry, a quien consideraba como un Howard más.
La idea era que Curly al menos apareciera cada tanto en algunos cameos, pero murió joven, de un ataque al corazón, en 1952, a los 48 años.
Shemp logró llevar a cuestas el reemplazo y le dio su aporte para que las películas continuaron siendo exitosas. Su impronta y personalidad le dieron vuelo a su propio personaje y participó de episodios sencillamente desopilantes.
En pleno auge, luego de ver junto a un amigo una pelea de box, en el camino de vuelta se descompuso arriba de un taxi y falleció a los 60 años en 1955. A Moe se le hizo muy cuesta arriba continuar, sus dos hermanos habían muerto y las ganas de seguir adelante eran más que escasas.

Joe Besser (Izquierda), Joe de Rita (centro) y Shemp (derecha).

Ahora, además de extrañar a Curly, se extrañaba a Shemp. Con el tiempo, hubo dos chiflados más: primero fue Joe Besser, quien en su contrato puso una cláusula en donde no podía recibir golpes (esa temporada Larry "cobró" como nunca) y luego Joe de Rita. Y uno más que no llegó a filmar las tradicionales películas: Emil Sitka, reemplazante de Larry. ¿Reemplazante de Larry? Sí, porque cuando el trío estaba filmando una película en donde se hablaría del retiro de la actuación, Larry se descompuso y quedó internado. Moe lo visitaba permanentemente, como ya dijimos, se querían como hermanos y el propio Larry declaró que sin el sostén de Moe, le era difícil vivir. Larry falleció en enero de 1975.
Según se dice, a Los Tres Chiflados el reconocimiento masivo les llegó algo tarde. La próxima perlita corresponde a una imagen muy especial: la visita de Moe, ya anciano, a un programa de televisión norteamericano conducido por Mike Douglas. El programa fue emitido entre 1974 y 1975 y allí Moe realizó gracias y gags como si tuviera treinta años menos.

Perlita 4: Moe en un programa de tv. Se calcula que fue por 1975.

Moe falleció de cáncer de pulmón en junio de 1975, mismo año que Larry, y hasta último momento pensó en seguir trabajando. Lo loco es que comenzó su carrera de actor solista a los 76 años.
Para quien esto escribe, la mejor época fue la de Curly, decididamente. El más gracioso, el más burlón, y ese "ubububububububbubu" que lo caracteriza quedará para siempre en nuestra memoria emotiva. Pero también hay que entender, que sin un Moe, Curly no hubiera sido lo que conocimos y sin un Larry, Moe tampoco. La química que había entre ellos tal vez fuera la clave del éxito, y la suma de Shemp, pese a los rechazos iniciales, fue un aporte más que interesante. De hecho, hay grandes capítulos con Shemp.
La gran perlita ha de ser, sin dudas, el capítulo en donde aparecen los tres hermanos Howard. Ya hemos visto la foto, pero tendrá mucha más gracia, supongo, verlos en movimiento, asi es que compartimos la última y gran perla de este post, el segmento en donde aparecen Moe, Shemp y Larry junto a Curly:




Perlita 5: el fragmento del episodio donde aparecen Los Cuatro Chiflados

Cada tanto, en nuestra televisión argentina los siguen emitiendo. Forman parte de una cultura creo, de entretenimiento mundial.
Y a esta altura, emotiva...


Gus
Información: revista Plan Tv, nota de Esteban Farfán




Publi Retro: Bon o Bon

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Plantilla creada por laeulalia basada en la son of moto de blogger.